Home » Mascotas y animales » FAUNA » Las cobras escupidoras surgieron en el registro fósil casi al mismo tiempo que los humanos. Se especuló que escupían veneno porque los humanos los usaban como armas de proyectiles al presionarlos.
cobra escupidora

Las cobras escupidoras surgieron en el registro fósil casi al mismo tiempo que los humanos. Se especuló que escupían veneno porque los humanos los usaban como armas de proyectiles al presionarlos.

Una cobra es cualquiera de varias especies de serpientes altamente venenosas, la mayoría de las cuales estiran las costillas del cuello para formar una capucha. Si bien la capucha es una característica común de las cobras, no todas están vinculadas. Las cobras se pueden encontrar desde el sur de África hasta las islas del sudeste asiático. En toda su área de distribución, muchas especies son las favoritas de los encantadores de serpientes, quienes las asustan para que adopten la postura de defensa erguida. Pero, ¿sabías cómo las cobras escupidoras se convirtieron en lo que son hoy?

Las cobras escupidoras aparecieron por primera vez en el registro fósil en la época de los primeros humanos. Se cree que estas serpientes rocían veneno en respuesta a la presión física que les aplicaban los humanos cuando se usaban como armas de proyectiles.

¿Podría esta evolución haber sido desencadenada por nuestros antepasados?

Escupir veneno es un comportamiento raro observado solo en unas pocas especies de serpientes estrechamente relacionadas. No obstante, este sistema de defensa de proyectiles y la combinación exacta de venenos que causan más agonía evolucionaron tres veces por separado dentro de esta pequeña población.

Este tipo de defensa debe haber sido provocado por una intensa presión de selección. Creemos que varias variables hacen que los predecesores humanos sean los agentes seleccionados más probables.

Muchos primates pueden matar a una serpiente si se sienten amenazados, utilizando con frecuencia armas de proyectiles o herramientas como guijarros y palos. Si bien estos no suelen ser letales, pueden causar daños significativos. Los homínidos bípedos, que caminaban sobre dos piernas con las extremidades anteriores libres, representaban una amenaza mayor a larga distancia que sus parientes de cuatro patas. Esto requiere una defensa a larga distancia de sus enemigos serpenteantes, como escupir.

La evolución del escupir veneno corresponde a fechas importantes en la historia de los primeros ancestros humanos. Escupir apareció por primera vez en las cobras africanas hace unos 7 millones de años, casi al mismo tiempo que los homínidos se separaron de los linajes de monos y bonobos. El escupir evolucionó en las cobras asiáticas hace aproximadamente 2.5 millones de años, coincidiendo con la aparición del Homo erectus en Asia. (Fuente: La conversación)

Cócteles de toxinas únicos

Los venenos de serpiente son combinaciones de proteínas complejas que se utilizan en gran medida en la búsqueda de alimento para incapacitar a las presas de manera efectiva. Si bien las serpientes despliegan su veneno en defensa propia, como en el caso de las mordeduras de serpientes humanas, la mayoría de la evidencia sugiere que la composición del veneno se desarrolló para buscar alimento en lugar de defenderse.

El veneno de las serpientes con colmillos frontales fijos, como las cobras, causa parálisis. Esto se debe a un exceso de toxinas neurotóxicas de tres dedos, que bloquean la neurotransmisión o los impulsos enviados desde el sistema neurológico a los músculos de la presa. Por otro lado, las cobras contienen venenos para tres dedos que dañan las células en lugar de impedir la neurotransmisión. Estos se conocen como citotoxinas.

Los resultados indican que las cobras que escupen tienen una mayor abundancia de una familia de toxinas distinta denominada fosfolipasa A2 (PLA2) en su veneno que las cobras que no escupen. Debido a que estas cobras escupen para defenderse, esta es la primera indicación de un impulsor defensivo de la evolución del veneno de serpiente. (Fuente: La conversación)

¿Hasta dónde puede escupir una cobra escupidora?

Estas serpientes proporcionan una doble amenaza. No solo pueden inyectar veneno a través de un mordisco doloroso, sino que también pueden escupir sus toxinas a dos o tres metros de distancia. Cuando quieren, pueden moverse muy rápidamente. (Fuente: Museo de Historia Natural)

Imagen de Ciencia.Org

Deja un comentario